CAMPAÑA "0,7 RECLÁMALO"
SI NO ESTÁS A FAVOR, ESTÁS EN CONTRA

José Villegas


 

1. UN POCO DE HISTORIA

La idea de que los países ricos deberían dedicar el 0,7% de su PNB (Producto Nacional Bruto) al desarrollo mundial se remonta a 1969, concretamente fue propuesta por vez primera en el "Informe sobre Desarrollo Internacional" dirigido por el ex primer ministro canadiense Lester Pearson. Esta cifra ha sido ampliamente aceptada como un objetivo de referencia para la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). Refrendada por la Asamblea General de la Naciones Unidas en 1970, formó parte de la estrategia de desarrollo internacional para aquella década de los 70, es decir, el objetivo del 0,7 acumula ya mas de 30 años de historia de incumplimientos sistemáticos por parte de la inmensa mayoría de los países ricos y que genera lo que podría denominarse una "deuda de solidaridad" con los pueblos empobrecidos.

A este compromiso de los gobiernos nacionales de destinar el 0,7% de su PNB para la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), manifestado en la Asamblea General de las Naciones Unidas, se les fueron uniendo las administraciones de ámbito local y regional, a este fenómeno de cooperación internacional dirigido desde los ayuntamientos y gobiernos autonómicos o regionales se le conoce como cooperación descentralizada.

En España, el fenómeno de la cooperación descentralizada se remonta a los años ochenta, siendo las primeras iniciativas a través de hermanamientos entre ciudades. Hay que destacar que la cooperación descentralizada en España constituye un fenómeno muy novedoso dentro del ámbito europeo.

En la Región de Murcia, fruto de la movilización social de 1.994, todos los partidos políticos con representación en la Asamblea Regional (PP, PSOE e IU) firmaron un acuerdo comprometiéndose a alcanzar, en la siguiente legislatura, el 0.7% de los presupuestos, compromiso que se ha visto incumplido, también, a nivel regional. Los responsables políticos actuales no están eximidos de su obligación de cumplir con el acuerdo que firmaron hace más de ocho años.


2. JUSTIFICACIÓN DE LA CAMPAÑA 0,7

La cifra del 0,7 ha llegado a convertirse en una referencia simbólica, en un objetivo irrenunciable, de las organizaciones y movimientos sociales que trabajan por un Desarrollo Internacional equitativo para TODOS los pueblos de la Tierra. Y esto es así porque la pobreza en el mundo es un gran problema sin resolver. Actualmente, 1.000 millones de personas malviven con menos de un euro al día, 800 millones pasan hambre y casi la mitad de la humanidad no puede cubrir sus necesidades básicas y en muchas partes del mundo la pobreza no sólo no disminuye, sino que se extiende y se hace crónica. Los datos de pobreza, por sabidos y manidos, no deben hacernos perder la ilusión por luchar por "otro mundo posible" donde la pobreza no tenga cabida.

Es sangrante descubrir que depende de la voluntad política acabar con la pobreza en el mundo, según los datos de las Naciones Unidas, si los 23 donantes más grandes del mundo proporcionaran realmente el 0,7 de su PNB la Ayuda Oficial al Desarrollo ascendería a 165.000 millones de dólares, muy por encima de lo que se calcula como necesario para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Además de los compromisos políticos y jurídicos ya adquiridos, nuestros gobiernos (locales, autonómicos y nacionales) de un país rico, como somos, tienen la obligación de actuar, por imperativo ético, en el sentido de intentar eliminar el sufrimiento humano que provoca la pobreza.

La evolución cuantitativa de la AOD no es positiva, si nos fijamos en el ámbito internacional, en la última década de los 90, la ayuda ha tenido una clara tendencia a la disminución, pasando entre 1990 y 2001 del 0,33% al 0,22%(1). En el ámbito nacional existe un estancamiento por debajo del 0,25%(2) y en el ámbito regional la situación empeora, con porcentajes entorno al 0,1% del presupuesto de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, nuestra Región ocupa el penúltimo lugar de la clasificación de las comunidades autónomas en relación con la cantidad de dinero "per cápita" destinado a la cooperación al desarrollo(3).

Al comparar la evolución de las cantidades destinadas a la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), en el ámbito estatal y el descentralizado, se observa un punto de inflexión que se produjo en 1994 con la crisis de los Grandes Lagos y la campaña del "movimiento 0.7%" que llevó a un incremento exponencial a los recursos aportados por las entidades descentralizadas para la cooperación al desarrollo. A partir de ese año, el crecimiento promedio anual ha sido superior al de la AOD correspondiente al ámbito estatal. Sin embargo, el compromiso político y presupuestario de las diversas entidades es muy variado y fluctuante, y son pocas las entidades que actualmente cumplen el compromiso en cantidad y calidad que deberían asumir como representantes de los intereses de los ciudadanos que se han manifestado ampliamente a favor de alcanzar dicho objetivo del 0,7.

Las ONG de Desarrollo, agrupadas en sus Coordinadoras, consideran que la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) es un instrumento fundamental para erradicar la pobreza y que sin embargo, según se desprende de la evolución en la realidad, no está desempeñando el papel que le corresponde. Por eso se diseña el lanzar y desarrollar de forma conjunta entre todas las Coordinadoras de ONGD de España, la campaña 0,7 RECLÁMALO. Si no estás a favor, estás en contra, para aprovechar la coyuntura política de las elecciones municipales del 2003 y las elecciones nacionales en el 2004.


3. REIVINDICACIONES PROPUESTAS

No es suficiente con aumentar el volumen de la ayuda, desde la Campaña 0,7 además, se reivindica una Ayuda Oficial al Desarrollo "de calidad" y esto significa que debe orientarse hacia la erradicación de la pobreza, es decir, debe orientarse a los sectores y áreas geográficas que más lo necesiten y evitar las prácticas que en la actualidad pueden observarse, sobre todo en el ámbito nacional, de ligar la ayuda oficial a los intereses económicos, políticos o culturales del donante, cuando esta ayuda debería ser independiente de intereses bastardos, por todo ello, desde la Coordinadora de ONGD de la Región de Murcia se promovió un documento consensuado conjuntamente con otros movimientos sociales (Plataforma 0,7 y RCADE) donde se recogen las reivindicaciones que se presentaron a los partidos políticos que concurrían a las elecciones municipales de mayo de 2003, básicamente se reivindica lo siguiente:

 

4. RESULTADOS OBTENIDOS Y CONCLUSIONES

Para hacer llegar las reivindicaciones de la Campaña a la ciudadanía en general, y en especial, para conseguir de los futuros gobernantes el compromiso de cumplirlos, se llevaron a cabo, entre otras, las siguientes acciones:

Al realizar un balance global de las acciones llevadas a cabo en el marco de la Campaña se podría calificar de "buenos", al estimarse en un 60% el cumplimiento de los objetivos que se pretendían alcanzar, en las dos grandes vertientes en los que se centraron los esfuerzos: sensibilización ciudadana e incidencia política, los resultados fueron desiguales.

El aspecto de la "sensibilización ciudadana" estuvo por debajo de los objetivos previstos, debe tenerse en cuenta que en las fechas en las que se desarrollaron los actos (desde febrero a mayo de 2003) existió una fortísima movilización social centrada en la oposición popular que se manifestó ampliamente en contra de la guerra preventiva en Irak, lo que supuso de hecho que la incidencia social, de esta Campaña 0,7, en la calle y a través de los medios estuviese totalmente eclipsada por el movimiento "No a la Guerra".

En el aspecto de la "incidencia política" se cumplió ampliamente con los objetivos de la campaña, como era previsible, todos los partidos políticos en fechas de elecciones mostraron su máximo interés en las reivindicaciones y su mayor sensibilidad por la cooperación al desarrollo, el mayor logro alcanzado es que todos los programas electorales de los partidos con representación parlamentaria regional contaban con un apartado dedicado a la cooperación al desarrollo, el contenido de los mismos es mas diverso.

Ateniéndose al contenido de los programas electorales, podríamos separarlos en dos grandes grupos, en el primero estarían PSOE e IU, que se esfuerzan en mantener un compromiso manifiesto en alcanzar el "objetivo del 0,7" y en el segundo grupo estaría el PP que alegando un "pragmatismo gubernamental" no llega a explicitar ni tan siquiera en su programa electoral la cifra, del 0,33%, que públicamente manifestaron en la mesa redonda organizada por la Campaña. Por lo tanto, en 8 años, el PP ha pasado de un compromiso del 0,7 al 0,33, ¡ menos de la mitad!. Este retroceso en los compromisos políticos desde la Campaña 0,7 nos parece inadmisible y por ello seguiremos reivindicando el cumplimiento de los compromisos anteriormente firmados.

5. FUTURO DE LA CAMPAÑA 0,7

La Campaña 0,7 RECLÁMALO. Si no estás a favor, estás en contra se preveía que tuviese dos fases que se harían coincidir en el tiempo con las elecciones del 2003 y 2004, por lo tanto la Campaña se encuentra en estos momentos en el ecuador de su actividad, tras la valoración de la primera fase, desarrollada en el ámbito regional y centrada en la cooperación descentralizada, se prepara el relanzamiento para continuar en el 2004 con las reivindicaciones en el ámbito nacional.

Para más información se puede visitar la web de la campaña:

http://www.07reclamalo.org/


NOTAS

1. Informe sobre Desarrollo Humano 2003 (PNUD). Capítulo 8, pag. 146.

2. La Realidad de la Ayuda 2002-2003. Una evaluación independiente de la ayuda al desarrollo española e internacional (Intermón Oxfam). Capítulo 1.

3. La Cooperación para el Desarrollo en la Región de Murcia (1998-2000). Realidades y retos de la cooperación descentralizada (Miguel López Bachero y Encarna Bas Peña). Capítulo 4, pag. 76.